El camino de Europa


Otto de Habsburgo fue uno de los grandes europeístas del siglo XX. Pero Otto no era solo un político, era el hijo mayor del último emperador austrohúngaro, Carlos I, y como tal estaba llamado a ocupar uno de los tronos con más solera del Viejo Continente. Sin embargo, los acontecimientos históricos, siempre caprichosos, le llevaron por otros derroteros y aquel joven que se preparaba para ceñirse la corona austrohúngara tuvo que huir de su país en 1919 después de la disolución del Imperio Austrohúngaro. Suiza, Francia, Bélgica y España fueron los países en los que Otto de Habsburgo creció y forjó su sentimiento europeísta. La persecución nazi, que puso a su familia en el centro de la diana, y el empeño de Hitler en separar y delimitar los territorios europeos acentuó todavía más el deseo de este europeo por unir lazos. Nunca pudo continuar el legado de la Casa Habsburgo, pero quizá su labor fue mucho más útil que si hubiera seguido ese camino. No tuvo más opción que adaptarse a los nuevos tiempos y optar por la vía democrática; atrás quedaba ya la época de esplendor de las monarquías centrouropeas, ahora el Viejo Continente buscaba un nuevo camino en la democracia y el diálogo. El Partido Socialcristiano alemán, el CSU, fue la fuerza política que permitió a Otto de Habsburgo trabajar por el interés de Europa desde los años 50. El Parlamento Europeo se convirtió en su segunda casa, ya que desde 1979 y hasta 1999, ocupó un escaño en la Eurocámara y llegó a dirigir el Partido Popular Europeo (PPE). Allí colaboró con la Comisión de Asuntos Exteriores y se volcó con la integración de los pueblos del otro lado del Telón de Acero. Este gran político y defensor de la unidad entre los europeos es, como otros tantos, un gran desconocido entre los españoles, para quienes los temas comunitarios y sus grandes personajes todavía nos resultan ajenos. El Instituto de Estudios Europeos y el Comité Español por la Unión Paneuropea, en colaboración con la Editorial Encuentro, se han marcado como una cruzada personal llevar el mensaje europeo a todos sus habitantes de Europa, incluido a los despistados del sur, y hace ya algún tiempo pusieron en marcha la colección de Raíces de Europa, que el día 13 de marzo de 2012 presenta su octavo volumen, El camino de Europa, que recoge precisamente una selección de artículos de Otto de Habsburgo. Una compilación en la que cada palabra transmite al lector la idea de una Europa unida, pero no solo en política, economía o seguridad, sino también una unión personal y social; una unión humana. Los grandes europeístas de nuestros tiempo no se perderán la presentación del libro y estarán mañana a las 13.00 en el Salón de Grados de la Universidad CEU San Pablo (Julián Romea, 23, Madrid). La archiduquesa Monika de Habsburgo, vicepresidenta del Comité Español para la Unión Paneuropea; Íñigo Méndez de Vigo, secretario de Estado para la Unión Europea; José María Beneyto, director del Instituto de Estudios Europeos; y Ramón Pérez-Maura, presidente del Comité Español por la Unión Paneuropea, intervendrán en el acto dirigido por Marcelino Oreja Aguirre, presidente del Instituto de Estudios Europeos.  Una ocasión única a la que pueden asistir todos los enamorados de Europa y un volumen imprescindible en la biblioteca de aquellos que quieran conocer nuestro pasado y acceder a las claves para mejorar nuestro futuro. 

Noelia Fernández Aceituno

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s