El AVE no “volará” en Portugal


El coche, el tren convencional o el avión serán los únicos medios de transporte para llegar desde Madrid hasta Lisboa. La línea de alta velocidad que iba a acortar las distancias entre las dos capitales peninsulares empezó siendo un sueño para los gobierno de ambos países, ya que representaba el progreso tecnológico y mejoraba las relaciones de cooperación y desarrollo entre España y Portugal. Sin embargo, este sueño se convirtió en una pesadilla para el gobierno luso, ya que el rescate de su economía obligó a rechazar grandes proyectos, como la construcción de este línea de ferrocarril de Alta Velocidad.

Trayecto del nuevo tramo definido por Portugal

Trayecto del nuevo tramo definido por Portugal

La paralización se produjo el pasado mes de junio y hoy el Gobierno portugués ha renunciado “definitivamente” al AVE Lisboa-Madrid. Esta es la única solución que ha encontrado el Ministerio de Economía del país vecino para “defender el interés público y de los contribuyentes portugueses”. El Ejecutivo luso ha preferido cancelar la construcción del tramo entre las localidades de Poceirao (cercana a Lisboa) y Caia (a unos diez kilómetros de Badajoz), para centrarse en los enlaces ferroviarios entre dos ciudades portuarias Sines (al sur) y Aveirao (al norte). La línea también estará dentro de las redes ferroviarias transeropeas y ayudará a “mejorar la competitividad de las exportaciones portuguesas”.

La cancelación del proyecto no solo afecta a Portugal, que a fin de cuentas invertirá en la construcción de otro tramo distinto, sino que también repercute en las comunicaciones españolas. El AVE portugués pretendía conectar la capital española sin olvidarse de Cáceres y Badajoz, lo que habría supuesto un gran desarrollo para Extremadura; además esta línea tenía previsto enlazar a su llegada a Madrid con la red de trenes que comunican la península con el resto de Europa.

Pero esta no ha sido la única noticia negativa que ha recibido España sobre fomento. El comisario de Transportes, Siim Kallas, ha echado por tierra el plan del Gobierno de Rajoy que pretendía incorporar el  Corredor Ferroviario Central, entre otras infraestructuras, a la lista de proyectos prioritarios de las redes transeuropeas de transporte. Kallas ha dejado claro que las negociaciones ya se cerraron hace dos años y que no se pueden iniciar de nuevo. El comisario ha recordado que no se puede ceder ante las propuestas de última hora de los países miembros, ya que serviría de precedente para que cada Estado modificara sus planes a su antojo.

Noelia Fernández Aceituno

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s