Francia y Alemania contra la inmigración


Control fronterizo entre Alemania y Polonia

Control fronterizo entre Alemania y Polonia

Inmigración. Este se ha convertido en un tema de constante presencia en las conversaciones internacionales. Europa parece haber encontrado en este un problema grave en la política de varios países. Suiza propuso el control del número de inmigrantes de un número determinado de ciudadanos de unos países concretos que podrían entrar al año. El jueves fueron varios los países que acordaron vigilar de manera más estricta la regulación en los denominados matrimonios de conveniencia. Ahora son Francia y Alemania los que proponen poner en marcha de nuevo los controles fronterizos. Esta propuesta se realizó el jueves y se aseguró que la intención sería establecer estos controles de manera provisional ante situaciones de necesidad.

Sigue leyendo

Contra los matrimonios de conveniencia


La unión europea contra los matrimonios de conveniencia

La unión europea contra los matrimonios de conveniencia

La entrada de inmigrantes ilegales en países europeos se ha convertido en un asunto de máxima urgencia. Hace casi quince días Suiza anunciaba que impulsaría de una nueva medida legislativa. Con esta se regularía y disminuiría el número de inmigrantes que entraban en el país. La principal polémica de esta medida fue que discriminaba a unos países puesto que el control no se establecería sobre todos los inmigrantes, sino solo a los que vengan de diez países señalados.

Sigue leyendo

Suiza contra la inmigración


Bandera de Suiza

Bandera de Suiza

Suiza pone freno a la inmigración. En concreto será el 1 de mayo cuando se ponga en marcha una medida legislativa que pretende frenar la inmigración procedente de países del este a Suiza. Este país se caracteriza en la actualidad por una situación esperanzadora frente a muchas otras comunidades que han sucumbido en esta época de crisis. Lo que se pretende ahora es reducir el número de permisos que le son concedidos a ciudadanos de ocho países en concreto: Eslovenia, Polonia, República Checa, Eslovaquia, Hungría, Estonia, Letonia y Lituania. En parte la justificación ofrecida por el país se basa en que la creciente inmigración crea una situación de inseguridad ciudadana. Este punto de vista ha pasado de ser una visión minoritaria proveniente, en mayor parte de sectores radicales, a ser una visión común compartida por los políticos suizos. Esta medida no es algo innovador, y más si se tiene en cuenta la evolución que se ha producido en determinados lugares desde que comenzó la crisis. Hace menos de un año se produjeron varios encuentros violentos en Italia con motivo de la inmigración presente en el país.

Sigue leyendo